Monday, July 9, 2012

venta de camisetas de futbol baratas

Ronaldo decide entre Madrid y Bar?a

Minuto 78 de partido, Xabi Alonso da un plantillazo a Franck Ribéry muy cerca del árbitro inglés Howard Webb. Podría haber sido la segunda cartulina amarilla, y por tanto expulsión, para el jugador vasco del Real Madrid. Pero el mismo árbitro que no expulsó a Nigel De Jong en la final del Mundial por la brutal patada que dio en el pecho al centrocampista madridista, decidió que podía ser buen momento para compensar toda esa acción.

Pero al margen de esta acción, otra dura entrada de Sergio Ramos en el centro del campo sobre Thomas Müller, o las insistentes patadas y empujones de los laterales venta de camisetas de futbol baratas álvaro Arbeloa y Fabio Coentrao también quedaron impunes para el árbitro, pese a las airadas protestas de todo el Allianz Arena y de los propios jugadores del Bayern.

Entradón de Marcelo

Ya en los últimos outlet camisetas futbol segundos, Marcelo pudo haber visto la cartulina roja directa por una dura patada sobre Müller, pero la acción se saldó con venta de camisetas de futbol baratas, una amarilla para el venta de camisetas de futbol baratas, lateral brasile?o del Real Madrid, pese a que la acción fue muy aparatosa e instantes después se formó una tangana comprar replicas de camisetas de futbol entre los jugadores de los dos equipos.

Hasta tres penaltis

Otras acciones que reclamaron los jugadores alemanes fueron dos posibles penaltis. El camisetas de futbol online primero cometido supuestamente por agarrón de Ramos venta de camisetas de futbol baratas a Ribéry en la primera parte, justo antes del gol inicial del francés.

El segundo, un empujón venta de camisetas de futbol baratas, de Pepe dentro del área también sobre el centrocampista outlet camisetas futbol francés en venta de camisetas de futbol baratas, la segunda parte, mucho más protestado que ese agarrón de Sergio Ramos y ya con 1-1 en el marcador.

Pero el más protestado fue en el mismo minuto 87, por una entrada a ras de suelo de Sergio Ramos sobre Mario Gómez, un segundo antes de que rematara el que pudo ser el segundo gol del Bayern. Parece que el sevillano tocó el balón, pero las protestas del alemán fueron en vano.

En lo que va de temporada, José Mourinho pocas veces había hablado bien de los árbitros antes, durante o después de los partidos. Esta vez sí lo hizo de Howard Webb en la previa. Y parece que funcionó.

Eurosport

No comments:

Post a Comment